Cada vez son más las personas que disponen de un piso pequeño y, por lo tanto, una consecuencia de los mismos, es tener las cocinas pequeñas. En este caso, vamos a ofrecer una serie de consejos a la hora de planificar cocinas de pocos metros, para poder sacar el máximo partido de las mismas y que sigan siendo igual de útiles y funcionales.

Los electrodomésticos

Los electrodomésticos tienen que ser lo primero y en base a ellos, comprar a medida el resto de mobiliario. La elección de dichos electrodomésticos es importante y lo más recomendable, es comprar aquellos que cumplan con varias funciones, para así poder ahorrar espacio. Por ejemplo, si compramos un microondas con función de horno, no nos hará falta disponer de espacio para un horno. Lo mismo si elegimos una lavadora con función de secadora, cuanto más espacio podamos ahorrar en la compra de electrodomésticos, mejor.

Mobiliario

Ahora que tenemos comprado lo indispensable para la cocina, llega el momento de amueblarla. Para empezar, el acceso a la misma, lo más recomendable es que sea a través de una puerta corredera. De esta forma, no necesitaremos un espacio extra cuando tengamos que abrir la misma, en el caso de que esta fuera abatible.

A la hora de comprar los muebles, tenemos que tener en consideración la altura de la cocina. Aunque esta sea pequeña, puede ser bastante alta y por ello, deberemos de elegir muebles que dispongan de armarios en la parte de arriba, en donde podamos almacenar las cosas.

Del mismo modo, tenemos que aprovechar toda la largura de la pared, por lo que, igual que podemos guardar en la parte de arriba, lo podemos hacer en la parte de abajo. Muebles que cuenten con puertas correderas o cajones, que lleguen hasta el zócalo, nos permitirán disfrutar de una mayor cantidad de espacio a la hora de guardar nuestras cosas.

Hacer que parezca más grande

Por último, algunos detalles como contar con superficies brillantes o pintar las paredes de color blanco, nos ayudarán a que nuestra cocina parezca mucho más grande de lo que es. Esto nos servirá para sentirnos menos agobiados dentro de la misma y a poder administrar mejor el orden. El orden, además, será muy necesario de cara a que la cocina no parezca saturada y por lo tanto, acabe con el efecto contrario que estábamos tratando de conseguir.

¡Valora este post!