grifos de cocina

El mundo de los grifos de cocina es de lo más variado. De esta forma, si vas a reformar tu cocina o disponer de una nueva, vamos a hablarte un poco de las alternativas que tienes a la hora de colocar tus grifos.

GRIFOS DE COCINA, IMPORTANTE ELEMENTO EN LA COCINA

La colocación del grifo

Dependiendo del diseño de la cocina o de la estructura de la misma, puede que nos interese más un tipo de fijación que otra. En este caso, habitualmente nos encontramos ante dos tipos de posiciones, los grifos de cocina que salen de la encimera y los que están fijos en la pared. Los más habituales suelen salir de la encimera, aunque los grifos de pared, pueden llegar a ahorrarnos una buena cantidad de espacio.

El tipo de mando

Grifo Monomando
Grifo Monomando

Una vez que has decidido donde vas a colocar el grifo, tienes que tener en cuenta el tipo de mando que va a tener el mismo. En este caso, nos encontramos con varias opciones en cuanto a esta grifería se refiere. Nos podemos encontrar con dos mandos individuales, uno para el agua caliente y otro para el agua fría o también con uno de los modelos más habituales, el monomando, mucho más cómodo y en donde a través de su uso, podemos regular con una mejor facilidad su temperatura.

Elige el tipo de caño

El tipo de caño, es quizás uno de los aspectos más importantes del grifo y del que se distingue la totalidad del mismo. Este tipo de caño suele ser de diferentes formas y tiene unas particulares ventajas dependiendo del uso que vayamos a dar al mismo. Por ejemplo, si queremos rellenar grandes recipientes, será recomendado un grifo de caño alto. Sin embargo, este tipo de caño, no está recomendado para fregaderos pequeños.

El caño extraíble por su parte, es uno de los modelos más cómodos puesto que podemos manejar el grifo, como si de un grifo de ducha se tratase, a nuestro antojo. Por otro lado, el caño horizontal, es de los más habituales sobre todo cuando el grifo se encuentra debajo de una ventana, por lo que podemos ahorrar espacio suficiente para colocar el grifo en esa posición, aprovechando todos los metros de la casa.

En definitiva, el tipo de caño será un factor que dependerá en buena medida de la disposición de las cocinas y en concreto, de su fregadero, por lo que la elección del mismo estará fuertemente condicionada.

¡Valora este post!